Buscar

Amor por la educación como ingrediente principal

“La rayuela se juega con una piedrita que hay que empujar con la punta del zapato. Ingredientes: una acera, una piedrita, un zapato, y un bello dibujo con tiza, preferentemente de colores. En lo alto está el Cielo, abajo está la Tierra, es muy difícil llegar con la piedrita al Cielo, casi siempre se calcula mal y la piedra sale del dibujo. Poco a poco, sin embargo, se va adquiriendo la habilidad necesaria para salvar las diferentes casillas (rayuela caracol, rayuela rectangular, rayuela de fantasía, poco usada) y un día se aprende a salir de la Tierra y remontar la piedrita hasta el Cielo, hasta entrar en el Cielo, lo malo es que justamente a esa altura, cuando casi nadie ha aprendido a remontar la piedrita hasta el Cielo, se acaba de golpe la infancia y se cae en las novelas, en la angustia al divino cohete, en la especulación de otro Cielo al que también hay que aprender a llegar. Y porque se ha salido de la infancia se olvida que para llegar al Cielo se necesitan, como ingredientes, una piedrita y la punta de un zapato.”

Julio Cortázar


Así como en la rayuela no se debe olvidar la importancia del juego, la exploración, el ir y venir de la niñez, las ansias de querer saberlo todo y llagar al cielo sin que la piedrita se salga del dibujo; y es precisamente la escuela la que permite todos esos escenarios en los cuales el niño descubren y aprenden a su ritmo.

Pero tampoco se debe olvidar que el maestro debe ser un facilitador de los procesos de enseñanza y aprendizaje de los estudiantes, un facilitador para que los niños desde su comienzo definan junto con su medio, experiencias y descodificación de información que posibiliten al educando relacionarse con el mundo y su contexto, es decir que el niño junto al docente pueda crear las bases y las condiciones necesarias para adaptarse a su entorno y así sentirse parte de él.

Pero para esto no son suficientes las palabras que desde su entorno el maestro pueda manejar, sino desde su práctica cotidiana, siendo estos los encuentros educativos que tiene con sus estudiantes, para convertir de ellos un instrumento a favor en el desarrollo del aprendizaje de ellos mismos.

El papel del maestro en la escuela es muy importante por su ardua labor en cuanto al seguimiento de la adquisición del conocimiento de los niños, pero muchas veces el trabajo del docente también va de la mano de los padres de familia, pues es necesario hacerlos participes de la formación de sus hijos, que no solo en la escuela se trate asuntos educativos, sino que en el hogar también se evidencie la labor que se realiza en esta.

Teniendo en cuenta todo lo dicho es importante resaltar el trabajo de las Inteligencias Múltiples ya que gracias a ellas se puede explorar y crear un sin número de posibilidades que lleven a los estudiantes a encontrar ante tantas adversidades múltiples posibilidades para aprender y a

provechar cada espacio que se propicia para la construcción de nuevos conocimientos no solo desde la teoría sino también desde la práctica, por eso es necesario apostarle a los diferentes aprendizajes a los diferentes estilos de enseñanzas para que así se pueda construir educación con amor.

466 vistas

Sede Prado

Carrera 50C No. 61 -82

Sede Robledo

Carrera 88A No 68 - 135

  • Instagram - White Circle
  • Facebook - White Circle
  • YouTube - White Circle

Teléfono: (4) 4442685